©  Todas las imágenes y gráficos son propiedad de J.J.Dominguez. Prohibida toda reproducción sin autorización. 2017
Alimentos deshidratados.
Receta de primera Deshidratar alimentos es una técnica de conservación que consiste en extraer gran parte del agua contenida en los alimentos, evitando con ello el desarrollo de los microorganismos causantes de su deterioro y putrefacción. Hay diversos modos para deshidratar en casa los alimentos, el horno, que nunca debe pasar de 60º y tener la puerta entreabierta, el sol … o mucho mas fácil, por un precio de 30 a 70 euros compramos una maquina deshidratadora programable que nos facilitara la tarea y que al disponer de varios pisos nos permite hacer distintos alimentos a la vez. Las frutas deshidratadas son un complemento perfecto para postres o para desayunos o meriendas (yogur con trozo de diversas frutas por ejemplo). Podemos utilizarlos como ingredientes en repostería y para preparar deliciosos canapés y aperitivos.
¡Nuevo!

Beneficios de deshidratar los alimentos

Alto valor nutricional, ya que la pérdida de vitaminas comparada con otros métodos de conservación es menor. Permite conservar casi cualquier tipo de alimento de forma segura, independiente éstos sean alimentos de alta o baja acidez. No requiere conservantes. La eliminación de parte del agua concentra los azúcares naturales, con lo cual el sabor del alimento seco es más intenso. Los alimentos deshidratados son muy fáciles de almacenar, no requieren refrigeración ni congelación, tampoco necesitan de envases especiales. Además debido a su reducido volumen ocupan muy poco espacio. Se pueden consumir de muchas maneras, como ingrediente de recetas o incluso, como en el caso de las frutas deshidratadas, se pueden consumir directamente. Los alimentos secos son ideales para llevar a excursiones o actividades al aire libre por su bajo peso y su gran contenido en nutrientes